sábado, 17 de julio de 2010

TRABAJANDO EL ORO DE HOJA

 Materiales para dorar al agua 
- Hojas de oro libre (se venden en libretas de 10 a 25 hojas, 8 x 8 cm).
- Tierra de Armenia o bol rojo ya preparado (Lefranc-Bourgeois). El bol también se comercializa en color ocre y negro, pues aparte del oro se puede utilizar laminas de plata.
- Cola de conejo en granos.
- Un cojinete para dorar (Pomazón) con su protección.
- Un cuchillo para dorar, se utiliza para cortar las hojas de oro a la medida apropiada.
- Una polonesa de pelo de ardilla para trasladar el oro del cojinete al icono y depositarlo sobre las partes donde hay bol. - Un bruñidor de ágata en forma de diente.
- Una brocha de pelo de marta que termine en punta recta para aplacar el oro y cepillarlo.
- Otro pincel de pelo de ardilla para mojar la superficie donde hay bol. - Alcohol de 90 grados (o Vodka!).
- Goma laca transparente para proteger el dorado.

COMO DORAR

  Hay dos formas de dorar: una es al agua y otra al mixtión La más complicada de dar es el oro al agua, pues requiere de una gran destreza y conocimientos. Antes de comenzar, la base que se vaya a dorar tiene que haber sido cubierta por completo en varias manos a pincel y dejando secar cada una de ellas para luego ser lijadas muy finamente con “aparejo” (mezcla de tierra blanca y cola de conejo, al baño maría). La cola de conejo se tiene que dejar en agua de un día para otro y después hacerla al baño maría. Después se procede a dar el bol, (viene ya molida y lo único que hay que hacer es mezclarla con cola de conejo en las medidas proporcionales al baño maría), cubriendo también toda la zona con varias capas a pincel y mucha destreza para que no queden las marcas del mismo, con esto se consigue como una especie de almohadilla para que el oro después de su colocación se pueda bruñir (piedra de ágata) y quede pulido y brillante. El oro se va pegando con cola de pescado ó cola de conejo al baño maría muy rebajada. El oro no se puede tocar con las manos, ya que vienen las láminas muy finas, que al contacto con las manos se deshacen, y se coloca en la almohadilla con el cuchillo o la polonesa, para después darle un ligero soplido y que la lamina quede plana. Se utiliza una “polonesa” (pincel plano y fino de pelos de marta o ardilla) para ir colocando el oro cortado. Para cortar el oro se utiliza un cojinete protegido con pergamino ó piel de becerro desengrasada, pues con muy poco aire que se levante las hojas de oro vuelan y el corte se realiza con un cuchillo de dorador. El cuchillo tiene que desengrasarse con alcohol antes de ser utilizarlo.




























El oro a la mixtión (cola que viene ya envasada y que hay que dejar que este “mordiente”). Al tocar la superficie con el dedo tiene que notarse que pega, es más fácil de utilizar, pues aunque el proceso es parecido, es mucho más fácil de manejar ya que no se suele utilizar oro de 24Kilates, si no golfín o metal dorado. A la hora de la colocación del metal uno puede trabajarlo con las manos. En el mercado existen también hojas de plata, bronce…











BRUÑIDORES Ó PIEDRAS DE AGATA EN FORMA DE DIENTES

jueves, 15 de julio de 2010

LA CARCOMA


 La Carcoma común o de los muebles (Anobium punctatum) emerge de la madera desde el inicio de la primavera hasta finales de otoño, aunque si en verano hace mucho calor esperan a que las condiciones sean más favorables para salir.
Las maderas mas atacadas por la carcoma son las blandas, pino, nogal… las maderas duras como la caoba, morera… tienen mucha resina, por lo cual no se ven afectadas, pues lo les gusta su sabor.   
Pueden vivir de 3 a 4 semanas, se aparejan en el exterior de la madera y son buenos voladores, de manera que pueden viajar grandes distancias desde la madera de la que surgen hasta llegar a otra en la que se aparean.
Las hembras fecundadas ponen los huevos (unos 80) en rendijas o en los agujeros dejados por las generaciones anteriores, pero nunca sobre las superficies lisas de la madera, por lo que lo más típico es que dejen sus huevos en maderas de árbol o en muebles ya viejos o picados.
Pasadas 4 o 5 semanas los huevos eclosionan y salen las diminutas larvas (gusanos) que, a base de roer, se introducen dentro de la madera formando galerías que se van agrandando a medida que lo hace la propia larva.
Dentro de la madera los insectos pasan entre 2 y 3 años. El desarrollo se ve favorecido por humedades del aire elevadas y temperaturas moderadas (20-24ºC).

Si la estructura del mueble no está muy dañada por la carcoma, se puede dar una fumigación a todo el conjunto, después de haber retirado todo el barniz de la madera. El siguiente paso a seguir será el de envolverlo herméticamente con plástico duro por un periodo de entre 20 a 25 días.
 Si por el contrario el mueble ya tiene muchos agujeros, es señal de que interiormente ha dejado pasillos, en los que puede haber huevos. Aquí ya la acción de una fumigación no  da garantía alguna y la única forma de concienciarnos que tanto larvas, huevos… mueran es la de introducir la madera durante 4 días a una temperatura de -20ªC.
Después, tanto en un caso como en el otro hay que tapar todos los agujeros bien y barnizar nuevamente toda la superficie. Es conveniente incluso hacerlo en las partes interiores, ya que a la carcoma tampoco le gusta el sabor del barniz. 

domingo, 11 de julio de 2010

LA GOMA LACA



 La goma laca o barniz de muñequilla es una de las resinas naturales utilizadas desde hace mucho tiempo para proteger y dar un aspecto vistoso y brillante a la madera.
Se extrae del árbol Antea frondosa como secreción del insecto Coccus laca (cochinilla) que se posa y vive en él, pudiendo considerarse la única resina de origen animal y no exactamente vegetal. La India es el productor por excelencia de goma laca, y  se puede obtener en gran variedad de formas: con contenido en ceras o descerada, en escamas, polvo y granos, y en una amplia gama de tonos desde el amarillo pálido hasta el rojo rubí. Es soluble en alcohol y forma una película brillante, adhesiva y resistente a cargas mecánicas y a la abrasión, aunque sensible al agua y la humedad.
Tiene la ventaja sobre los barnices artificiales a base de resinas sintéticas, de que la madera la absorbe y esta penetración hace que un arañazo o golpe se pueda reparar fácilmente con un nuevo pase de la propia goma laca y que además la capa que forma es muy delgada.

Su aplicación
Aunque se puede usar una brocha, este barniz se aplica tradicionalmente con muñequilla, una almohadilla de algodón que permite extender finísimas capas de laca sobre la madera. Este sistema evita, además, las marcas que dejan los pinceles.
En las primeras manos es necesario darle con otra muñeca rellena de piedra pómez unos toques en diferentes zonas de la madera, con el objeto de que los poros vayan cerrándose.

Por eso, no es conveniente barnizar un objeto valioso o una gran superficie sin tener experiencia previa. Lo mejor es practicar antes con piezas pequeñas y de poco valor (aunque es fácil eliminar el barniz con alcohol en caso de cometer algún error).

Qué se necesita
Barniz de goma laca, una muñequilla de algodón, aceite de oliva de linaza o vaselina (según de la técnica de la persona que vaya a barnizar) , piedra pómez y alcohol.


Paso a paso
Es fundamental antes de comenzar que la madera que se vaya a barnizar este muy bien lijada y sin rallas

Para cargar la muñequilla, abre el paño exterior para poder verter el barniz directamente en el relleno,  con una muñeca igual y llena de piedra pómez, se dan unos pequeños golpes en diferentes puntos de la madera, con el fin de que los poros vayan sellándose.
Extiende el barniz. Si la superficie a barnizar es lisa, la primera mano debes aplicarla haciendo movimientos circulares con la muñeca, intentando cubrir toda la superficie.
Vuelve a recorrer la superficie haciendo grandes ochos.
Acaba trazando líneas largas, paralelas y superpuestas en el sentido de la veta.
En los procesos que se van siguiendo, se pueden dar cuatro o cinco manos, después hay que dejar secar y pulir con una lija de carburo de grano muy fino.
Cuando se va viendo que se han cubierto todas las zonas, se aplica una gota de aceite a la muñeca para intensificar el brillo, acabando después con la muñeca mojada en alcohol, en las últimas manos.

Mantenimiento
El sol no es bueno para su conservación, pues decolora y craquela el barniz. Por mi experiencia, la mejor forma de mantener las maderas que hayan sido barnizadas con goma laca es darles con una gamuza que no deje pelusa aceite de oliva, dejándolo actuar durante unas horas y después eliminarlo.