domingo, 17 de enero de 2016

Reciclar, reciclar y reciclar....

La ola de consumismo parece que va menguando y va apareciendo otra nueva tendencia... El reciclaje. Dependiendo del lugar se comenzó antes con el. Nosotros llevamos dándole auge y realizando este tipo de trabajos desde hace años... No hay nada, como darle carácter y esplendor a una pieza antigua o vieja, colocarla en un lugar particular de la casa y nuevamente darle la importancia que merece. Para mí, son como sellos particulares que uno coloca en su hogar, dando un reflejo de la sensibilidad a la hora de escoger en la decoración de un ambiente.
Esta vieja maleta, como veréis está echa polvo, pero con muchas horas de trabajo y cariño, hemos conseguido dejarla preciosa. Jesús pensó hacerle unas patas para elevarla del suelo e hizo una cruceta con maderas de derribo...





No me digáis que no ha quedado preciosa para colocarla en cualquier rincón de una estancia... Decora, es utilizable y totalmente personalizada... A no ser que la copien... Otra no hay igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario